Anuncios
No te lo puedes perder

Luces, sombras y oscuridades en Los Olivos

Un robo de cables en las torres de los focos del terreno de juego de la UD Villa Santa Brígida pone de relieve la desconexión entre club y ayuntamiento.

Anuncios

Sergio Suárez. Villa de Santa Brígida. Deporte Canario TV

15 2 2016Un robo de cables en las torres de los focos del terreno de juego de la UD Villa Santa Brígida pone de relieve la desconexión entre club y ayuntamiento.

Una desaparición de cableado con nocturnidad que ha oscurecido los entrenamientos y complicado la competición de la Unión Deportiva Villa Santa Brígida. El robo de los cables ha dejado literalmente a dos velas los entrenamientos nocturnos de preparación del Villa.

Pero, curiosamente, esa situación también ha puesto de relieve la gestión deportiva municipal y las aspiraciones de un club, como todos los de la Tercera División Canaria, con problemas económicos y dependiente de subvenciones. Pero igualmente con una directiva con ideas propias a la que le gustaría trazar una hoja de ruta independiente con la que mantener al equipo con recursos propios.

El concejal de Deportes, José Luis Álamo, nos comentaba recientemente que la reparación de las torres de iluminación y sus 40 focos supone, ahora mismo, un gasto de 29.000 euros. Y que ese precio era la oferta más baja que había recibido el Ayuntamiento de Santa Brígida. Un consistorio que se ha marcado como prioridad la rehabilitación del pabellón deportivo anejo al Campo de Los Olivos y no los arreglos del terreno de juego como le reclama la directiva del Villa.

Plan alternativo

Desde la directiva del club se le ha trasladado a la Concejalía de Deportes una opción alternativa para reparar la iluminación del campo, 26.000 euros más económica y con las mismas garantías. A la que el Ayuntamiento no ha respondido, según también fuentes del club.

El asunto de la iluminación del campo de fútbol no es una cuestión menor. Impide que el equipo pueda jugar por la noche en partidos oficiales y que disponga de una mayor flexibilidad para los horarios de competición. Un ejemplo de esos inconvenientes fue la reciente disputa del partido de vuelta de la Copa Federación contra el Móstoles que el Villa tuvo que jugar en el Juan Guedes de Tamaraceite.

Un desplazamiento a la capital grancanaria que impidió que la afición del Villa pudiera ver jugar a su equipo en casa. Un partido disputado entre semana y lejos que mermó las posibilidades del club de hacer una buena recaudación con las entradas.

Según miembros de la directiva, con una iluminación adecuada en el Campo de Los Olivos, la entidad deportiva estaría en condiciones de gestionar el terreno de juego de otra manera. Al menos diferente a como lo hace ahora el ayuntamiento. Un plan del club pasaría por la gestión deportiva del campo de fútbol bajo un régimen de alquiler municipal y con un periodo de carencia que se negociaría.

El club, según las mismas fuentes del Villa, podría rentabilizar, no sólo las competiciones de otros campeonatos, como los de veteranos, sino también monetizar las instalaciones que en la actualidad están en desuso dentro de las instalaciones como los locales habilitados bajo las gradas del terreno de juego. Un plan de gestión autónoma que dejaría al club fuera de la dependencia de los fondos municipales y al consistorio sin la carga del club.

Mientras sucede todo esto, las instalaciones de Los Olivos siguen sin baños públicos y el césped no se riega desde hace meses porque no se ha sustituido un elemento clave del sistema hidráulico que, también, según la directiva, sólo cuesta 500 euros. Pero ésas, son otras historias.

Anuncios
About Sergio Suárez Benítez (159 Articles)
Periodista, curioso empedernido, interesado con intereses que alimentan el espíritu y un enamorado de las Islas Canarias, mi hogar y el lugar de mis mejores sueños.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: