Anuncios
No te lo puedes perder

5 consejos para hacer ejercicio con ganas (en la piscina)

Para un principiante que se obliga a hacer ejercicio en piscina, nadar puede acabar siendo poco motivante. Pero, si se buscan alicientes y se tiene un plan de ejercicios, todo puede ser diferente.

Anuncios

Hacer ejercicio con ganas, con ilusión, es fundamental para cualquier persona que se inicia en una disciplina deportiva y no tiene experiencia previa. Para quien no tiene el hábito de hacer ejercicio y lucha con el sobrepeso con desgana y falta de compromiso, es fácil dejarlo por cualquier motivo, real o imaginario.

Si salir a correr por tu cuenta o ir al gimnasio de manera regular resultan actividades que pueden llegar a ser exigentes, ir a nadar, tirarse a una piscina para lo mismo, lo puede complicar aún más, porque se trata de hacer ejercicio en un medio totalmente distinto. A la hora de hacer ejercicio con la natación, a nivel principiante, creo que siempre hay que mojarse más, por aquello del tener que echarle un extra de compromiso personal y demás. Tú ya me entiendes…

nadar en piscinaCada persona es un mundo, pero creo que puedo reunir algunos consejos prácticos para hacer más interesante lo de hacer ejercicio en la piscina. Así, pensando pensando, creo que es vital tener un plan de trabajo, apuntarse a trabajar el ritmo cardíaco y la resistencia y también emplear ‘equipo’, aletas. Todo esto puede resultar de ayuda para pasar a otro nivel. ¿Vemos cómo?

Adiós al aburrimiento. Traza un plan de ejercicio antes de empezar tus sesiones de piscina. Con ello, tendrás un motivo por el que volver a tus entrenos piscineros. Dejarán de serte aburridos y conseguirás una motivación extra. ¿Qué te parece la idea? Y si quieres mejorar, desarrolla diferentes tipos de entrenamiento. Por ejemplo, los que te voy a comentar a continuación:

Trabajar el ritmo cardíaco. Aplicar diferentes velocidades a las sesiones de natación. Hacer largos a una intensidad diferente, apretar y bajar el ritmo te permitirán incrementar el ritmo cardíaco. Un ejemplo, en una sesión de diez piscinas, hacer los primeros 25 metros con algo de sobreesfuerzo y los últimos 75 metros de cada largo bajar el ritmo.

Pulsómetro 

Tocando a tu ritmo. Si tienes un pulsómetro para controlar el ritmo, genial. Recuerda que, por regla general, el ritmo cardíaco máximo de cada persona debería estar en una cifra que se calcula restando la edad a 220. Así, si tienes 35 años, tu ritmo cardíaco máximo sería 185 por minuto.

ejercicios-de-natacic3b3n.jpgTrabajar la resistencia. Para hacerlo, puedes hacer largos de todo lo que dé la calle de la piscina y parar sólo cinco o diez segundos antes de iniciar otro largo. Da igual las dimensiones de la piscina. Adáptate a los largos de calles.

Uso de aletas. Lo que te decía, no es mala idea usar aletas para trabajar el esfuerzo que se hace con las piernas. También lo es usar paletas en las manos para lo mismo. Con ello, conseguiremos tonificar los trenes inferior y superior.

Bueno, es todo. Bueno, no. Más bien, si de lo que se trata es de empezar a hacer ejercicio nadando, sólo es el principio del principio.

Espero que estos consejos para hacer ejercicio con ganas en la piscina te sirvan. Sí, lo demás, es cosa tuya.

cerdo que nada

Anuncios
About Sergio Suárez Benítez (148 Articles)
Periodista, curioso empedernido, interesado con intereses que alimentan el espíritu y un enamorado de las Islas Canarias, mi hogar y el lugar de mis mejores sueños.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: