Anuncios
No te lo puedes perder

8 hechos de la historia del judo que te ayudarán a redescubrirlo

La historia del judo nos enseña cómo este deporte se convirtió en una síntesis de disciplinas de las que tomó prestadas y adaptó sólo las más defensivas.

Anuncios

El judo es un arte marcial muy diferente de los demás. Lo dice la historia del judo. Se podría decir que es una forma de combate educada, grácil, y, si quieres, hasta gentil, en el que la agresividad está muy atenuada y no se producen golpes, ni acciones especialmente forzadas para dañar. Todo, porque se trata de una disciplina de defensa, no de ataque, agresiva. Creo que, por todas sus características originales, de alguna forma, el judo es un arte marcial atípico. De éso te quiero hablar. Con ocho argumentos.

– Cosa de samurais. El judo no surgió como práctica de lucha deportiva tal como lo conocemos hoy. Para nada. Fue un tipo de combate que desarrollaron, practicaron y mejoraron los samurais japoneses como una variedad de jiu jitsu.

– Puños contra armaduras. Los samurais tenían un problema de base. Estaban en desventajaCombate de judo con los oponentes que portaban armas blancas y armaduras. No los podían golpear, ni tampoco podían hacer mucho contra armas de filo. Por tanto, el judo original se orientó al desarrollo de técnicas fundamentalmente de defensa, como te decía, no de ataque.

– Estilo de combate de éxito y candidato al fracaso. Tan popular llegó a ser, que, durante el siglo XIX, se llegaron a enseñar más de 700 estilos de aquel judo original. El judo como jiu jitsu se empezó a perder rápidamente cuando Japón se abrió al mundo a partir de 1850 y los samurais se convirtieron en la élite de la industria, de la economía, de la banca o del comercio. Simplemente, dejaron de luchar a su manera. Pasaron a ostentar su poder por otros medios, a dirigir empresas.

– El gran recuperador del arte marcial. El verdadero inventor del judo, quien lo recuperó para el disfrute de generaciones. Fue Jigori Kano (1860-1938), que se empeñó en concentrar las técnicas de aquel jiu jitsu que casi había desaparecido. Pero Kano creía que las acciones y las técnicas del jiu jitsu eran demasiado agresivas y hasta peligrosas. El instructor se empeñó en una máxima, utilizar la fuerza de los oponentes para para ponerla contra ellos.Se trata de un arte marcial que enseña a usar la energía del contrario, como te comentaba, de manera eficaz, muy eficiente.

– Identificación del pueblo japonés. Kano ya una celebridad con apenas 22 años. A su arte de judocombate, o de defensa, lo llamaban ‘Kokodan Judo’ y alcanzó gran popularidad porque el pueblo japonés se identificaba muy bien con las lecciones estimulaba esta práctica deportiva y, por qué no, por la importancia que se le daba al trabajo en equipo.

– La prueba definitiva: Jiu jitsu contra judo. Kano creó muy pronto una escuela de judo para difundir sus enseñanzas. Era la llamada ‘Kokodan’. En 1886, se produjo la prueba definitiva. Se organizó un concurso para determinar que tipo de combate era superior, el jiu jitsu o el judo. Al final, fueron los estudiantes de Kano los que ganaron la competición. Así se forjó la auténtica historia del judo.

– El judo en la escuela japonesa. En 1910, el judo pasó a convertirse en un deporte reglado y reconocido y en 1911 fue adoptado por el sistema educativo japonés como disciplina deportiva.

Judo como deporte olímpico. En 1964, el judo se convirtió en deporte olímpico, precisamente en las Olimpiadas de Tokio. Por cierto, Kano se desvinculó en su momento de que este deporte figurara en el programa de las Olimpiadas, porque creía que someterse a reglas competitivas iba en contra del espíritu que siempre quiso imprimir a su disciplina.

Una historia del judo curiosa, un deporte atípico.

Anuncios
About Sergio Suárez Benítez (148 Articles)
Periodista, curioso empedernido, interesado con intereses que alimentan el espíritu y un enamorado de las Islas Canarias, mi hogar y el lugar de mis mejores sueños.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: