Anuncios
No te lo puedes perder

Descubre las intimidades técnicas del salto de longitud

En el salto de longitud, la técnica personal que aplica el saltador puede marcar una gran diferencia en los resultados y decidir victorias.

Anuncios

El salto de longitud es una de las ocho pruebas atléticas que se celebran sobre pista, también forma parte del decatlón masculino y del heptatlón femenino. Pero se trata de una disciplina deportiva que es mucho, mucho más que correr y saltar lejos. En el salto de longitud, los gestos físicos, las posturas en vuelo, la velocidad, la técnica, lo son todo. 

Para empezar, el salto de longitud guarda más relación con el triple salto que con el salto de altura o el salto con pértiga, porque de lo que se trata es de alcanzar una mayor distancia en horizontal y no en elevación, las técnicas del de longitud y del triple salto son más afines.

Salto de longitud muy alto

Técnica de salto de longitud

Las reglas del salto de longitud, en cualquier caso, no pueden ser más simples. Tan simple que, en esencia, de lo que se trata es de correr por una calle única que tiene una longitud total hasta la zona de salto de 40 metros y saltar lo más lejos posible.

El saltador puede colocar dos marcas en este recorrido como máximo que le sirvan como referencias para realizar acciones específicas con las que cuadrar su estilo de salto y aprovecharlo al máximo.

El saltador debe saltar antes de la marca ancha diferenciada situada inmediatamente antes del foso de arena. Se trata de una extensión marcada con un tipo de material semiblando que deja huella en el caso de tocarse. Los jueces utilizan la huella de la marca como testigo para determinar los saltos nulos.

La distancia que deberá marcarse no es otra que la comprendida entre el final de la tabla de marcado y la parte anterior de la huella del salto dejada en la arena al caer sobre ella.

El saltador tiene sólo un minuto para completar el salto. Como el viento suele afectar negativamente a la distancia alcanzada, los saltadores suelen espera el momento en el que el aire les es favorable, o, al menos, no les es contrario.

Seguro que no lo sabías, en el salto de longitud están prohibidos los saltos mortales. Aunque no parece motivo para anular un salto, la IAAF, la Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo, sigue prohibiéndolos.

Estilos

Siendo una práctica simple, eso no quiere decir que no haya varios estilos para saltar longitud. El salto se compone de tres fases. La carrera, el despegue y el aterrizaje. En general, los saltadores de longitud despegan del suelo con el pie opuesto a su mano dominante. Es decir, los saltadores diestros despegan con los pies izquierdos. Se trata de una regla empírica que, siempre, siempre, ha de comprobarse que funciona en cada saltador.

Medida del salto de longitud

Marcas

El saltador de longitud debe acelerar al máximo en la carrera. Si el saltador tarda en alcanzarla, se arriesga a apurar el despegue y a jugárselo en pocos centímetros si no calcula bien las distancias recorridas y las fases y gestos propios de su salto.

La cantidad de pasos que comprende la carrera del saltador no suele ser un número par, porque trabajar sobre pasos impares mejora el rendimiento de la carrera y, en consecuencia, el del salto. Es un hecho también que el número de pasos aumenta en la proporción en la que mejoran las habilidades saltadoras del atleta. Un buen saltador puede sacar buen partido a su máxima velocidad de carrera, en el proceso de aceleración, con entre seis y ocho zancadas.

La velocidad máxima en el salto de longitud viene definida como aquella en la que el saltador puede alcanzar en una postura totalmente erguida para habilitar la fase de despegue.

El total de zancadas de una carrera de salto de longitud puede estar en los veinte pasos. Lo dicho, 6-8 para acelerar y entre 12 y 14 para prepararse para saltar.

El penúltimo paso, en cualquier caso, es el más largo y tiene como objetivo bajar el centro de gravedad del cuerpo para prepararse para el salto. Es ahí donde se pasa de un apoyo del talón a otro de la punta del pie.

El último de los pasos es el más decisivo, porque, de lo que se trata es de convertir la velocidad alcanzada en distancia de salto. Para ello, el último paso del salto de longitud es el más corto de todos, para convertir la velocidad en impulso.

Otra de las claves del salto de longitud está en colocar el pie del último contacto con la pista lo más cerca de la tabla pero sin tocarla. Es normal, que, en los entrenamientos, los saltadores trabajen muchísimo la posición final del pie de salto para interiorizar y automatizar los movimientos de esa aproximación que debe ser medible en un rango de cinco centímetros. Una carrera de cuarenta metros que se mide en el ancho de cuatro pulgares. Casi nada.

Algo que sorprende a los profanos de esta disciplina deportiva es el hecho de que no se busquen ángulos de salto de 45º grados que parecerían lo más adecuado para ajustar al máximo el impulso. Pero, lo normal es que el ángulo de partida esté en los 20º, aunque hay un cierto margen de juego para cada saltador según las características personales de su salto.

El vuelo

salto de longitud femenino

Fase del vuelo en el salto de longitud

Al despegue, al vuelo, una de las modalidades consiste en volar con los brazos levantados de forma que, de manera automática, se levanten las caderas y se consiga dar más fuerza vertical al salto. Algo que se traduce en alcance.

Hay que evitar que el brazo del lado de la pierna de salto quede hacia atrás, en lugar de estar convenientemente doblado de manera natural en ángulo recto. Si el brazo queda rezagado, se produce un temido movimiento de rotación del cuerpo del saltador que resta capacidad de avance en el salto.

El aterrizaje

Se puede hacer todo bien, pero estropearlo todo si al caer se toca arena y no se sale hacia adelante. Lo peor, tocar y caer hacia atrás. Restando distancia alcanzada. Este fallo suele suceder como consecuencia de esa indeseada rotación del cuerpo en el aire. Los saltadores de longitud expertos suelen corregir este efecto en vuelo de tres formas diferentes:

pista para salto de longitud

Pista y foso de salto de longitud

– Como una vela. Colocando los brazos en la cabeza en línea con el tronco y enderezando la pierna que no ha sido apoyo en el salto. Al aterrizar, la pierna libre debe estar adelantada.

– Como un arco. Saltar con las piernas dobladas hacia atrás con los brazos en la misma posición. Dándole al cuerpo una forma arqueada en el vuelo.

– Corriendo en el aire. En este caso, la pierna que no ha sido el último apoyo en el salto, se dobla y se lleva hacia adelante y hacia arriba. El saltador parece correr en el aire

Como ves, el salto de longitud es una disciplina deportiva con una dinámica simple, pero el saltador ha de estar atento a técnicas específicas y a infinidad de detalles para marcar diferencias.

Anuncios
About Sergio Suárez Benítez (138 Articles)
Periodista, curioso empedernido, interesado con intereses que alimentan el espíritu y un enamorado de las Islas Canarias, mi hogar y el lugar de mis mejores sueños.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: