Anuncios
No te lo puedes perder

Secretos (chicos y grandes) del lanzamiento de jabalina

El lanzamiento de jabalina es una disciplina atlética extraordinariamente técnica en la que el control de las leyes de la física lo es todo.

Anuncios

El lanzamiento de jabalina es una disciplina deportiva gobernada por los principios de la física más elementales. Por los más simples, por equilibrios, por la potencia, la fuerza, por los de las resistencias al aire, por los de la naturaleza de los materiales de los que están hechas las jabalinas, por no hablar de los que pone en juego el atleta que se prepara para lanzar lo más lejos posible. De éso se trata. De pequeños y de grandes detalles, de variables biomecánicas, de una serie completa de factores que pueden marcar distancias en las marcas. Nunca mejor dicho.

El lanzamiento lo es todo en la jabalina. Se trata de interiorizar una postura inicial de arranque, de hacer una buena carrera portando la jabalina, de transferir la velocidad de carrera en los últimos pasos al gesto de lanzar. Y hacerlo con una liberación de tensión optimizada, jugando con el equilibrio de la jabalina y soltándola al aire en un ángulo muy preciso. Todo, en segundos. De forma automatizada. Vamos a verlo todo más claro, analizando ese momento del lanzamiento de jabalina, paso a paso. Veamos en primer lugar la postura de salida.

– Postura inicial. Para garantizar una carrera natural, el lanzador de jabalina debe llevar la jabalina a la altura de la cabeza. Más o menos paralela al suelo, con el brazo doblado y con el codo apuntando hacia adelante. Una buena sujeción de la jabalina, con la muñeca ligeramente doblada y con los hombros sin tensión, permiten amortiguar los movimientos del cuerpo durante la carrera hasta alcanzar la velocidad máxima previa al lanzamiento.

Carrera de jabalina

Carrera de lanzamiento de jabalina

– La carrera. Para garantizar que la velocidad de la carrera no decaiga hasta el final del recorrido, hay que girar los hombros apuntando, alineándolos, en la dirección del lanzamiento. Durante la carrera, la punta de la jabalina debe alzarse a la altura de la cabeza del lanzador, con el regatón al nivel de la oreja. La cabeza en todo momento orientada hacia adelante, en la dirección del lanzamiento.

– Paso de lanzamiento. Justo antes del momento del lanzamiento de la jabalina, el paso de la carrera debe alargarse para crear una base de apoyo sólida, bien equilibrada. Es en ese momento, cuando el cuerpo se debe inclinar hacia atrás para permitir el mayor recorrido posible al brazo de lanzamiento.

Carrera de lanzamiento de jabalina

Pasos finales en el lanzamiento de jabalina

– Movimiento para el lanzamiento. Cuando se realiza el movimiento de lanzamiento de la jabalina, el pie dominante debe tocar el suelo primero, ligeramente por delante de la cadera y del hombro. El brazo de lanzamiento ha de realizar todo el recorrido terminando totalmente extendido con la mano cerrada y la palma hacia arriba. La punta de la jabalina ha de quedar a la altura de los ojos.

– Lanzamiento. En la fase propia de lanzamiento, la pierna no dominante toca el suelo extendida y lanzada hacia adelante. Transfiríendose la aceleración del movimiento del brazo por medio de las caderas y llevando todo el peso del cuerpo hacia adelante. El brazo de lanzamiento permanece extendido, mientras que el brazo libre queda sin tensión, relajado. Esta postura final se conoce como posición de potencia.

Centro de gravedad y ángulos

En 1986, se rediseñaron las jabalinas para hacer que no coincidiera su centro de gravedad con el punto de sujeción. Se desplazó cuatro centímetros hacia adelante. Se ha demostrado una relación muy directa entre velocidad de lanzamiento y conseguir una sujeción exacta de la jabalina por su centro de gravedad.

Equilibrio de lanzamiento de jabalina

Sujeción de la jabalina

Al hablar de ángulos, el de salida de la jabalina debe ser exactamente de 45º. Se trata de un ángulo en el que las velocidades de ascenso vertical y de proyección horizontal son exactamente iguales. Sucede lo mismo que con los proyectiles de artillería.

El último diseño de jabalina, en fibra de vidrio o metal, introducido en 1986 fue deliberadamente desequilibrado, pero la punta fue sustituida también por otra menos aerodinámica.

A cambio, se consiguió que el atleta pudiera conocer de antemano la trayectoria del vuelo de la jabalina, que ésta cayera de punta y no como venía sucediendo que llegaba al suelo plana. Y, algo no menos importante, que el objeto descendiera antes.

Esto último fue una obligación, una premisa insalvable, en un momento dado, las marcas de los lanzadores de jabalina comenzaron a ser más largas que los espacios asignados para esta disciplina en los estadios.

Así funciona por dentro el lanzamiento de jabalina, una disciplina atlética con una mecánica, o más bien biomecánica, muy precisa.

Tensión en el lanzamiento de jabalina

Anuncios
About Sergio Suárez Benítez (148 Articles)
Periodista, curioso empedernido, interesado con intereses que alimentan el espíritu y un enamorado de las Islas Canarias, mi hogar y el lugar de mis mejores sueños.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: