Anuncios
No te lo puedes perder

El sistema de juego 3-5-2 de Johan Cruyff

El sistema de juego 3-5-2 de Johan Cruyff le dio al Fútbol Club Barcelona muchas alegrías en la década de 1990. Un estilo de juego que se adaptaba como un guante a las características de jugadores como Guardiola, Stoichkov, Koeman, Ferrer, Bakero, Sergi o Nadal.

Anuncios
Clica sobre la imagen para ver el despliegue táctico de los jugadores del sistema de juego 3-5-2 de Johan Cruyff

El sistema de juego 3-5-2 de Johan Cruyff del Fútbol Club Barcelona a mediados de la década de 1990 resultaba bastante peligroso. Letal. El juego en ataque se basaba la mayor parte de las veces en pases en profundidad. Pero, ¡ojo!, nunca pasando al primer toque transversalmente. Siempre tirando hacia adelante. Te explico cómo se jugaba al ataque, cómo se defendía.Jugando al ataque

Johan Cruyff

Johan Cruyff

En acciones ofensivas, el sistema de juego 3-5-2 de Johan Cruyff obligaba a los jugadores a colocarse en el césped describiendo un triángulo. El juego ofensivo se iniciaba entre los jugadores de centro de campo del equipo contrario. Lo cual era una curiosa peculiaridad. El objetivo era pasar desde la defensa propia y salvar por arriba, con pases en profundidad, a esa línea de centrocampistas.

Para crear espacios, para abrirlos, se utilizaba la movilidad de Romario que hacía bascular, desequilibrarse, a la defensa contraria cuando el jugador del Barcelona estaba en ataque.

Romario aprovechaba esos espacios y sus cambios de velocidad para ponerse en la defensa con un balón lanzado desde atrás. O si acaso, para que sus compañeros pudieran aprovechar esos huecos si venían con el balón controlado desde posiciones retrasadas.

Para Cruyff, era básico que Laudrup, Romario y Stoichkov jugaran de manera automática e interactuaran con este esquema de juego, a la primera, siempre de manera intuitiva pero también apostando por improvisar cuando tocara. La velocidad de Stoichkov era también una baza fundamental en la punta.

Jugando en defensa

Guardiola

Guardiola

El juego defensivo de Cruyff para su sistema 3-5-2 estaba también muy trabajado, aún cuando los rivales no pusieran a prueba sus capacidades. Los jugadores habían interiorizado el esquema como una rutina básica de su fútbol.

La estrategia defensiva se basaba en tres jugadores atrás. Dos hombres se encargaban del marcaje al delantero contrario en defensa. Eran Ferrer y Nadal. Entre los dos había una extraordinaria complementariedad de habilidades. Ferrer se encargaba de la parte derecha de la defensa del Fútbol Club Barcelona. Ferrer era muy bueno y rápido marcando uno contra uno.

Nadal, por su parte, tenía una buenísima visión de juego, era habilidoso en el remate de cabeza y era el encargado de asegurar la zona de pase camino del centro del campo.

Entre Nadal y Ferrer, Koeman jugaba de pivote, colocándose delante de los dos o detrás. Su posición, en cualquier caso, dependía de donde estuviera situado siempre en todo momento Guardiola, el centrocampista más retrasado.

Ferrer

Ferrer

En el caso de que Guardiola se retrasara mucho, Koeman se adelantaba para cubrir el hueco. Si Koeman jugaba muy adelantado, Guardiola retrocedía hasta quedar por delante de la defensa. Este patrón de juego dejaba un rastro evidente, el Fútbol Club Barcelona jugaba en muchas ocasiones con un sistema defensivo marcadamente ofensivo. Un situación que mantenía presión constante contra el centro del campo contrario. Supongo que la seguridad defensiva era tal que el equipo podía permitirse esos lujos.

En la banda izquierda, Sergi no dudaba en fajarse en tareas defensivas, acompañando a Ferrer, incluso relevándolo en tareas de marcaje al hombre.

Otra curiosidad del sistema de juego 3-5-2 de Johan Cruyff es que el patrón de juego se movía, basculaba de manera natural, supongo que por las habilidades combinadas de sus jugadores, hacia la zona de la derecha.

FC Barcelona 1994

El FC Barcelona de Johan Cruyff

Los pases largos solían salir de las botas de Bakero situado detrás de Guardiola. Con un poderoso centro de campo formado por cinco jugadores, el Fútbol Club Barcelona ocupaba todo lo ancho del centro del campo, llegando a desalojar al contrario de la zona simplemente por movilidad o la más simple de las superioridades, la numérica. Por el centro del campo, los rivales no podían superar al Barcelona con el balón jugado por raso.

Así se escribieron muchas tardes y noches de gloria del Fútbol Club Barcelona con Johan Cruyff en la caseta.

Anuncios
About Sergio Suárez Benítez (128 Articles)
Periodista, curioso empedernido, interesado con intereses que alimentan el espíritu y un enamorado de las Islas Canarias, mi hogar y el lugar de mis mejores sueños.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: