Anuncios
No te lo puedes perder

Cómo enseñar técnicas del fútbol sin morir en el intento (para entrenadores)

Las técnicas del fútbol se aprenden, no se nace sabiéndolas, porque no son en absoluto naturales. La misión de todo entrenador es enseñarlas con una buena disposición comunicativa.

Anuncios

Las técnicas del fútbol no son naturales. No. Hay que aprenderlas, ejecutarlas una y otra vez hasta conseguir naturalizarlas, a ser posible, combinándolas con las habilidades de cada jugador. Lo demás, paciencia del entrenador, mucho, mucho sentido común y didáctica aplicada.

Se puede nacer con habilidades para el fútbol, pero nadie viene al mundo sabiendo ejecutar técnicas del fútbol. Es fácil de entender. Se puede nacer con una capacidad física innata para la velocidad, se puede ser explosivo en carrera o se puede ser muy ágil, pero nadie nace sabiendo cómo posicionarse para marcar a un delantero rápido o cómo resolver la situación de lanzar una pelota de espaldas a la red sin ver la portería.

Entrenador de fútbolSe trata de técnicas del fútbol que el jugador ha descubrir y aprender. La anticipación o la velocidad pueden colocar a un jugador en una situación o en una posición de juego con mucha ventaja, pero la velocidad y la anticipación por sí solas no pueden jugar por el futbolista.

Y es que muchas técnicas del fútbol, como sucede con la totalidad de los deportes modernos, no son en absoluto naturales. Las técnicas de fútbol hay que aprenderlas con métodos de enseñanza que den garantías de que se produzca una asimilación real de los procesos que hay en ellas. Aún más, es fundamental que el jugador realice ejercicios, que entrene la técnica y que la reentrene hasta automatizar y naturalizar los movimientos.

Natural es dar patadas con la punta del pie, lo no natural es darle con el lateral del pie. Con el lateral, se consigue no sólo controlar la velocidad de la pelota, sino también orientar el balón o generar un efecto determinado a la hora de pasarlo o chutar. Por propia experiencia, sabrás que no es lo mismo golpear el balón con el exterior del empeine que con el interior. 

Un error muy común de los entrenadores de base es asumir que los jugadores que destacan con una habilidad natural, por ejemplo, ya que lo hemos comentado, moverla con habilidad con el pie, pueden desarrollar todo su potencial sin un seguimiento, sin un acompañamiento técnicos. Sin el aprendizaje de los fundamentos de las técnicas del fútbol no puede haber progreso del jugador. Una parte de entrenar bien consiste en enseñar. Sí, y enseñar bien.

Comunicar y repetir

Para enseñar bien las técnicas del fútbol, los entrenadores tienen dos ases en la manga: comunicar bien lo que se quiere hacer y corregir lo que se esté haciendo mal y, como te decía, repetir los ejercicios hasta que el futbolista los interiorice. Hasta que consiga automatizar la técnica.

Para comunicar bien, hay que conseguir que el jugador entienda, que comprenda. En ésto, para el entrenador, la paciencia es su principal aliado. La disposición del míster para intentarlo y volver a intentarlo hasta que se asimilen los conceptos de verdad; va en la misma línea. Y es que el fútbol es un juego de hábitos, de buenos y malos. Los buenos, se disfrutan y se comparten con alegría, los malos, se evalúan y se corrigen.

Para que un entrenador pueda enseñar y un jugador pueda aprender, se necesita que el futbolista escuche, de manera activa; que el deportista quiera aprender; y algo obvio, que haya un fundamento competitivo en los ejercicios. El aprendizaje de las técnicas de fútbol no puede sumar ejercicios con un perfil recreativo.

Más. El entrenador no debe perder de vista que no hay que claudicar con un jugador si éste realmente quiere aprender. Lo demás, para un entrenador, es su método y sí, repetir sobre las bases de lo que se cree o con lo que una plantilla es capaz de hacer. Que ésa es otra.

Anuncios
About Sergio Suárez Benítez (148 Articles)
Periodista, curioso empedernido, interesado con intereses que alimentan el espíritu y un enamorado de las Islas Canarias, mi hogar y el lugar de mis mejores sueños.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: