Anuncios
No te lo puedes perder

Deja que tu jugador veterano tome el volante, tú engrasa la dirección

Los jugadores veteranos de fútbol pueden ser la mano salvadora de cualquier entrenador en apuros. Siempre que estén dispuestos a arrimar el hombro.

Anuncios

Un jugador veterano en una plantilla de fútbol representa una garantía si se trata de un futbolista comprometido que está dispuesto a colaborar estrechamente con tu papel como entrenador. Si es un trabajador nato, si desarrolla de manera consciente la mejor de las influencias en la plantilla y es lo menos parecido a una diva, ése es tu hombre o tu mujer.

Un jugador veterano con historia reconocida es un líder en potencia en cualquier vestuario, es el que estará mejor situado para ayudarte a superar los peores momentos y, lo mejor, a generar sinergias positivas. Sí, tienes un líder en potencia, pero no te conformes, tienes que adaptarlo a tu forma de trabajo. Ése es uno de los retos.

A un veterano, se le reconoce a la legua porque, de entrada, respeta los horarios y días de entrenamiento, porque colabora, porque apoya a su míster, porque crea una conexión con su entrenador y genera confianza. El jugador veterano anima a los más jóvenes de la plantilla que son los que suelen imitarlos.

jugadores veteranosDicen que el rango militar tiene sus privilegios y un equipo de fútbol tiene mucho de milicia. Hay disciplina, hay estrategia, hay batallas (partidos), hay victorias… Ser un jugador veterano en esa dinámica guerrera, en la mayor parte de las ocasiones, conduce a tomar los galones de capitán del equipo, ya sea de hecho o de facto. Un privilegio. Pero el rango también implica obligaciones.

Los que no colaboran

Pero, ojo, mucho ojo, ese jugador veterano que se hace desear que no quiere liderar con su ejemplo, que no influye con su personalidad en el bienestar y en el progreso del equipo. Ese jugador o jugadora que va de por libre no te interesa, no es tu hombre o mujer, ni lo necesitas ni puedes esperar a que modifique su actitud. El jugador veterano que no colabora no te apuntalará al equipo en lo técnico y en lo emocional cuando más lo necesites.

Cuando estés formando un equipo al comienzo de temporada, ten una reunión con el jugador con experiencia o con la jugadora veterana, comparte con él o con ellos tus inquietudes y tus necesidades para contribuir a crear un clima de trabajo y de superación.

Busca una complicidad auténtica, sé sincero, no tengas dobleces con ellos, y no dejes de repetir reuniones con los veteranos cuando quieras mejorar o corregir algún aspecto del desempeño de tu equipo.

Haz que el jugador veterano tome el volante para que tú puedas encargarte de guiar la dirección y engrasarla. Todo, si el jugador con galones los merece.

Anuncios
About Sergio Suárez Benítez (159 Articles)
Periodista, curioso empedernido, interesado con intereses que alimentan el espíritu y un enamorado de las Islas Canarias, mi hogar y el lugar de mis mejores sueños.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: