Anuncios
No te lo puedes perder

10 beneficios del baloncesto, un deporte para la salud

El baloncesto es una práctica deportiva muy exigente cuyo valor va más allá de los puntos y de las canastas para ofrecerte salud y bienestar.

Anuncios

El baloncesto es deporte, pero también es salud. La práctica intensa y continuada del baloncesto no sólo abre el camino para la mejora del juego personal, este deporte es una inversión en salud. Se queman grasas, mejora la actividad cardiovascular, se desarrolla la autodisciplina, se trabaja la autoestima y el compañerismo… No sabes lo que te estás perdiendo.

Si no encuentras motivos para practicar el baloncesto, tal vez estos argumentos te ayuden a dar el paso. Beneficios del baloncesto que suman más puntos que los de los balones que entran por el aro. Y es que el baloncesto es bueno para:

– Para quemar calorías. Correr, saltar y los movimientos laterales rápidos son una combinación perfecta para quemar una gran cantidad de calorías. Se trata de un ejercicio aeróbico muy efectivo para quemar grasas. Fíjate bien, por cada hora de partido de baloncesto, jugado con intensidad, se pueden quemar entre 600 y 900 calorías.

Baloncesto 2– Para mejorar la salud cardiovascular. Con el baloncesto, se puede desarrollar resistencia cardiovascular. Si te mantienes en movimiento en un partido, te beneficiarás de un ritmo cardíaco alto. Y éso te ayudará a reducir el riesgo de enfermedades del corazón. Así de sencillo. Ejercicio físico de todo corazón.

– Para desarrollar la autodisciplina y la concentración. El baloncesto, como cualquier deporte, tiene sus reglas. Romper esas reglas tiene consecuencias, para ti y para tu equipo. Por esa razón, ser competitivo y al mismo tiempo hacer todo lo posible para jugar limpio en la cancha tiene mucho que ver con la disciplina y con no perder la concentración, siempre, siempre, con la vista puesta en alcanzar tus objetivos deportivos.

– Para fortalecer los huesos. Más beneficios de hacer deporte con el baloncesto, los saltos ayudan a mejorar la salud de los huesos. Y éso hará que sea menos probable que se rompan. Por otro lado, la actividad deportiva intensa ayuda a formar nuevo tejido óseo. Aún más, los músculos y los huesos se fortalecen mutuamente cuando los primeros tiran de los segundos.

– Para mejorar las habilidades motrices y la coordinación. Los tiros libres y los lanzamientos en suspensión son especialmente útiles para entrenar la coordinación entre manos y vista. La recuperación de los rebotes requiere también de una coordinación de los movimientos de todo el cuerpo. Y driblar en baloncesto, exige de una coordinación aún más fina. Cuando se aprenden las habilidades del baloncesto más básicas, se aprende a driblar coordinando los movimientos de la mano con los de la vista. Cuando se pasa de nivel, el jugador de baloncesto deja de mirar la pelota para centrarse de manera instintiva en la coordinación motora. El baloncesto es un deporte para la salud.

Baloncesto 3– Para entrenar la fuerza. El baloncesto ayuda a desarrollar la musculatura. Trabajar la defensa en baloncesto, por ejemplo, ayuda a desarrollar el deltoides -el músculo del hombro-, el cuello, la parte inferior de la espalda y los músculos de la zona central del tórax. Los músculos de las piernas desarrollan toda su fuerza en las carreras cortas pero explosivas de este deporte, como sucede también en los disparos en suspensión. Driblar y tirar al aro fortalece los brazos, los músculos de las muñecas y los dedos de las manos.

– Para mejorar el sentido de la conciencia corporal. De la misma manera que un gato cae siempre de pie porque tiene una conciencia instintiva del lugar que ocupa en el espacio en el que se encuentra, el jugador de baloncesto adquiere esas mismas cualidades y habilidades. En esa línea, el baloncesto permite mejorar el sentido del equilibrio.

– Para mejorar el desarrollo mental. Deporte es salud y la práctica intensiva del baloncesto implica el desarrollo de una amplia gama de habilidades físicas, pero también de procesos mentales muy exigentes y acelerados. Los jugadores de baloncesto han de procesar la información que reciben de manera rápida y precisa. Se trata de un juego vertiginoso en el que el jugador no puede mantenerse al margen. Debe mantener su atención focalizada atendiendo a lo que ha de hacer, lo que hacen sus compañeros y lo que hacen los rivales.

– Para reducir el estrés y mejorar el sistema inmunitario. Toda actividad deportiva supone una activación hormonal que libera endorfinas. Y, ya se sabe, las endorfinas, reducen el impacto del estrés. Indirectamente, se produce una activación del sistema inmunitario. Un dos por uno que proporciona más beneficios a esta lista.

Para mejorar la confianza personal. Ser parte de un equipo de baloncesto, disfrutar de la relación con los compañeros, ayuda a socializar y a construir una personalidad segura de sí misma, con una autoestima a la altura de las circunstancias ¿Qué más se puede pedir?

Así son los beneficios del baloncesto que suman más puntos.

Anuncios
About Sergio Suárez Benítez (134 Articles)
Periodista, curioso empedernido, interesado con intereses que alimentan el espíritu y un enamorado de las Islas Canarias, mi hogar y el lugar de mis mejores sueños.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: