Anuncios
No te lo puedes perder

El waterpolo es cosa de niños (por 11 razones)

El waterpolo es cosa de niños. Bueno para su desarrollo físico e intelectual. Un juego pasado por agua con reglas, disciplina, cargado de compañerismo y de emociones.

Anuncios

Si tienes la oportunidad de que tus hijos puedan jugar o formar parte de un equipo de waterpolo, no lo dudes. Apúntalo, apúntalos. El waterpolo es un deporte completo que les ayudará a mejorar sus condiciones físicas, pero también a desarrollar sus personalidades. El waterpolo es un juego de niños.

¿Razones para que iniciar a los niños en waterpolo? Éstas:

– El waterpolo infantil es para todos. Para todo el mundo, para niños muy deportistas, pero también para otros menos capaces, incluso con discapacidades físicas y mentales.

– El waterpolo desarrolla virtudes personales muy apreciadas que no siempre respalda la sociedad o el sistema educativo. Virtudes como la de trabajar en equipo, la de liderar el trabajo de todos, pero también la autodisciplina, importante para seguir los entrenamientos y mejorar. Y cómo no, la virtud del compromiso personal con los compañeros, con el equipo, con los colores.

– El waterpolo infantil enseña a respetar al contrario y a la autoridad. El waterpolo es un Equipo femenino de waterpolodeporte de contacto que tiene reglas, fáciles de aprender y de seguir. Con ellas, los chicos tienen todos los elementos para aprender a respetar a los jugadores de los equipos contrarios y la autoridad de los árbitros y de los propios entrenadores.

– El waterpolo desarrolla habilidades de equipo. Este deporte obliga a los jugadores a atacar y a defender todos por igual. Con este esquema, no es posible eludir ninguna responsabilidad individual. Los chicos pueden aprender la importancia de su papel para el éxito de todos.

– El mini waterpolo es perfecto para niños y niñas. El mini waterpolo es una modalidad de este deporte que se juega con reglas más laxas, con menos contacto y está pensado para chicos y chicas de hasta los dieciséis años.

– Aprender tácticas y estrategias. El waterpolo ofrece a los chicos una opción igualmente valiosa, la de asumir un flujo continuo de acciones tácticas y estratégicas que deben desarrollar y adaptar a su criterio y de manera muchas veces creativa.

– Mejora de las aptitudes cardiovasculares. Nadar, sprintar en el agua, mantenerse a flote, cambiar de orientación… son ejercicios muy sanos para el corazón.

– La flexibilidad un valor del waterpolo. El juego del waterpolo se caracteriza por movimientos físicos exigentes, algo que hace mucho por el juego de las articulaciones y más aún en chicos y chicas que están en fase de desarrollo.

– Pocas lesiones. El ejercicio practicado en el waterpolo no tiene nada que ver, por su propia naturaleza, con el que se hace en tierra en otras disciplinas deportivas. Hay pocas lesiones.

– Fuerza, fuerza y fuerza. Se trata de un deporte en el que también se desarrollan las habilidades motoras, la fuerza y la potencia que se pueden ver en los disparos y en los saltos por encima de las defensas durante los ataques.

– Seguridad en el agua. El waterpolo se practica en las aguas controladas de una piscina. Trabajar la movilidad bajo las condiciones exigentes de este deporte aporta seguridad a los chicos y a las chicas cuando han de enfrentarse a aguas libres como las de ríos y playas.

Como ves, el waterpolo es cosa de niños ¿Cuándo dices que vas a llevar a tus pequeños a waterpolo?

Anuncios
About Sergio Suárez Benítez (128 Articles)
Periodista, curioso empedernido, interesado con intereses que alimentan el espíritu y un enamorado de las Islas Canarias, mi hogar y el lugar de mis mejores sueños.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: