Anuncios
No te lo puedes perder

Consejos sobre cómo cambiar un sistema de juego de fútbol (sólo para entrenadores aturdidos)

Los cambios en los sistemas de juego en el fútbol en plena competición representan de los riesgos más altos a los que debe enfrentarse un entrenador. Es una lucha contra sus propias convicciones.

Anuncios

¿Qué fue antes, el huevo o la gallina? ¿qué es más importante un sistema de juego de fútbol o los jugadores que tienen que ponerlo en práctica o desarrollarlo? Lo del huevo y la gallina, cada cual; lo del sistema y los jugadores, primero serán los futbolistas. Sin discusión.

Modificaciones de los sistemas de juego

Lo ideal siempre es aplicar un sistema de juego de fútbol que los jugadores sean capaces de dominar, porque si no nada de lo que hagas como entrenador acabará por resultar efectivo. Si no se puede pedalear, tanto da la marca de la bicicleta, la bicicleta no va a rodar sola.

Si se da el caso de que los jugadores no acaban por hacerse con el sistema de juego de fútbol, que funcione como pretendes, la solución no es otra que introducir pequeños o grandes cambios en el plan original. La otra opción es perder los partidos que podrías haber ganado. Que reconocerás que va a ser que no.

El deseo de cualquier entrenador sometido a la tesitura de introducir cambios en su sistema para garantizar eficacia de juego una vez que la temporada va lanzada es un síntoma de desesperación. De entrada, admitir que se necesitan cambios ya es, en sí, un fracaso y más si el míster se convence a sí mismo de que introducir cambios menores no va a solucionar el pobre rendimiento.

Cambios en los sistemas de juego

Pero pulsar el botón de pánico y echarse encima cambios de mayor envergadura en el sistema de juego trae otros problemas; reconocer que se ha perdido tiempo en la tarea de que los jugadores asimilen el esquema y lo peor, que aún se perderá más intentando que se hagan con los conceptos de los cambios. Y con la competición en marcha. Por éso es tan importante conocer a los jugadores y saber hasta dónde pueden llegar.

Cambios radicales

Un cambio de estilo de juego o de sistema más radical no funcionará si lleva a los jugadores más allá de lo que entienden o de lo que les hace sentirse cómodos (por ejemplo, pasar de un juego con control con pase cercano y con acciones lentas a un juego rápido y agresivo con velocidad). Estos cambios tienen su momento en el comienzo de la pretemporada, cuando hay más calma y más tiempo para echar a andar la paciencia y el método que la acompaña.

Con la competición en marcha, lo que hay que buscar es introducir cambios de la manera menos drástica posible, respaldándose en las fortalezas y no ahondando en los riesgos de exponer las debilidades del conjunto aún más.

Modificaciones limitadas que pueden convertirse en un plan b del planteamiento original también al comienzo de la temporada y considerarlo como parte del repertorio de contingencias que estarán disponibles para manejarlos a lo largo de la competición.

Cambiar un sistema de juego de fútbol

Cambios limitados como intensificar la cobertura defensiva cuando los fallos están atrás, cambiar los puntos de ataque cuando la lentitud de la ofensividad propia los hace previsibles, alteraciones para solventar problemas en las transiciones defensa-ataque o modificaciones en la posición de los jugadores en función de sus fortalezas y capacidades.

En ocasiones, esos cambios parciales pueden surgir en la misma competición al verse obligado el entrenador a hacer modificaciones no previstas que funcionan o al ver cómo ha jugado el rival.

Y reitero lo comentado, ningún cambio de un sistema de juego de fútbol puede estar al alcance de jugadores que no saben cómo ejecutarlo. A partir de ahí, como siempre, tú decides, porque el equipo y las incapacidades de tus jugadores te pertenecen. Todas.

Cambios en un sistema de juego en el fútbol

Anuncios
About Sergio Suárez Benítez (180 Articles)
Periodista, curioso empedernido, interesado con intereses que alimentan el espíritu y un enamorado de las Islas Canarias, mi hogar y el lugar de mis mejores sueños.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: