Anuncios
No te lo puedes perder

5 situaciones tácticas del ciclismo que destacan el valor de las estrategias en este deporte

Las victorias de los equipos de ciclismo se cocina a fuego lento en infinidad de tácticas de equipo y con todo tipo de ingredientes no todos con el mismo sabor deportivo.

Anuncios

El ciclismo profesional es uno de los deportes más tácticos que conozco. Y da igual que la competición sea una prueba rápida que que estemos hablando de una París-Niza, un Giro de Italia o de una Vuelta a España.

Igual piensas que el liderato de la carrera, el de la montaña o los de la regularidad son los únicos que se disputan. No. Las tácticas en el ciclismo profesional están más presentes en las competiciones de lo que te puedes imaginar. Si no, echa un vistazo a esta relación. Y ya me dirás:

  • En una escapada de ciclistas. En una escapada no previstas en la que los ciclistas de otros equipos se suman, se pueden plantear infinidad de opciones. Desde sumar ciclistas propios para ganar el envite, no hacer nada porque no conviene o enviar gente para contactar con el grupo y para frenarlo cambiando el ritmo o romperlo según nuestros intereses.
  • Rivales débiles. Si se ve a un equipo que flojea digamos en las subidas, se puede plantear incrementar la velocidad en los tramos en cuesta para acabar de destrozarlos. Por lo representa la etapa y para contrarrestar lo que ese equipo puede hacer en las que vienen o en alguna de las claves. También hay que calcular lo que representaría en términos de desgaste físico tirar de rivales a los que podemos cansar en otras etapas.
  • Si los fuertes somos nosotros. Si uno de nuestros escaladores se ve fuerte y con ganas ¿se envían ciclistas para colaborar con su apuesta o hacemos algo más sensato como defender los intereses de la carrera de nuestro líder?
  • Pelotones que van despacio. Si la cosa va lenta, se puede plantear romper con el ritmo que no conviene tomando la responsabilidad de tirar solos, con lo que supone para el desgaste de nuestro equipo. Pero también podemos aliarnos con otros equipos para aumentar el ritmo y hacerlo con relevos. Y si son otros los que incrementan el ritmo de las pedaladas ¿nos interesa a nosotros tirar con ellos?
  • Carreras malas. En el caso de que nos vaya mal en una etapa ¿nos conviene cumplir con nuestro patrocinador colocando un corredor que chupe minutos de cámara en las retransmisiones en directo de la carrera?

Y así hasta el infinito. El ciclismo profesional es un deporte táctico como puedes ver en estas pocas situaciones que te he descrito.

¿Se te ocurren algunas más?

Anuncios
About Sergio Suárez Benítez (238 Articles)
Periodista, curioso empedernido, interesado con intereses que alimentan el espíritu y un enamorado de las Islas Canarias, mi hogar y el lugar de mis mejores sueños.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: