Anuncios
No te lo puedes perder

Cómo cargar un caballo en un remolque (fácilmente)

Cargar un caballo en un remolque es todo un arte. Te lo aseguro. Lo sé por experiencia. Quiero compartir contigo en estas líneas una serie de claves que te ayudarán a cargar un caballo en un remolque... y hasta creo que podrás disfrutar con ello.

Claves

De lo que se trata es de desarrollar la atención del animal sobre la tarea, moverlo de forma correcta, en su caso, superar cualquier sensación de claustrofobia que pueda tener, trabajar más con él si es necesario y premiarlo cuando haya subido. Comunicación:

  • Comunicación. Hay que desarrollar una buena comunicación con el caballo. El animal debe comprender qué es lo que se quiere hacer con él y la persona que lo guía debe ayudar a que comprenda la tarea.
  • Mover al caballo. Lo primero que hay que hacer es desplazar al caballo en varias direcciones para activar su movilidad. El caballo ha de estar sujeto con una cuerda corta asida al arnés de la cabeza y lo hemos de guiar con seguridad, pero sin brusquedades con un objeto como un bolígrafo grande o un palo con un color neutro que habremos de colocar delante de la vista del caballo durante los movimientos. Cuando el animal se mueva según los movimientos de guía que hagamos estará en condiciones de subir al remolque. Para ello, hay que ponerlo en la dirección contraria y girarlo totalmente para ponerlo frente a la rampa del remolque, luego será cosa de impulsarlo con el arnés y el elemento que hayamos elegido para guiar su vista.
  • Claustrofobia. Si se sospecha que el caballo puede sentir algún tipo de claustrofobia, lo mejor será ensayar todos estos movimientos guiados que te he señalado en la entrada de las caballerizas que es un entorno que puede parecerse al de la entrada del remolque. Todo este entrenamiento condicionará favorablemente la respuesta del caballo. Algunos animales acaban subiendo a los remolques sin problemas, otros se muestran renuentes.
  • Trabajar más tiempo. Si el caballo no hace por subir, haz que haga los movimientos señalados una y otra vez, los caballos aprenden rápido y son muy intuitivos. Los más renuentes acabaran por entender que no subir es peor que ir arriba y entrar porque tienen que trabajar.
  • Recompensa. Cuando el animal suba finalmente, hay que acariciarlo como recompensa. Y hablarle con cariño, expresándole que lo ha hecho bien.

Como ves, a la hora de cargar un caballo a un remolque, se necesitan dos cosas: paciencia y trabajo (paciente). Éso es todo.

Libro recomendado

Me gustaría recomendarte también un libro sobre caballos excepcional. Su título lo dice todo: ‘Cómo piensa tu caballo‘ de Cherry Hill. Te ayudará a entender cómo es la psique de estos magníficos animales y cómo educarlos. Espero que lo disfrutes.

Para cualquier comentario o consulta, ya sabes, tienes un espacio para tus mensajes justo debajo. Nos vemos.

Anuncios
About Sergio Suárez Benítez (197 Articles)
Periodista, curioso empedernido, interesado con intereses que alimentan el espíritu y un enamorado de las Islas Canarias, mi hogar y el lugar de mis mejores sueños.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: