Anuncios
No te lo puedes perder

Frenos de disco en bicicletas de carretera: pros y contras

El empleo de frenos de disco en bicicletas de carretera se ha incrementado entre los amantes del ciclismo en ruta. Si estás considerando la idea de sustituir los frenos de tu bicicleta para adoptar los de disco, este artículo te interesa.

Anuncios

El empleo de frenos de disco en bicicletas de carretera se ha incrementado entre los amantes del ciclismo en ruta. Si estás considerando la idea de sustituir los frenos de tu bicicleta para adoptar los de disco, este artículo te interesa. Vamos a ver cuáles son los beneficios y cuales son sus desventajas.

Freno de disco de bicicleta

En los últimos años, los fabricantes de bicicletas se han subido al carro de los frenos de disco, incluyéndolos no sólo en los modelos de bicicletas de montaña, sino también instalándolos en muchas de sus ofertas de carretera y aun otras variantes. Algunos fabricantes más tradicionalistas siguen apostando por modelos de frenos, digamos anti discos, pero un volumen alto de bicicletas que llega al mercado con novedades técnicas ya incluye este tipo de frenos como opciones personalizadas para ser integradas.

¿Cuáles son las diferencias entre frenos de llanta y frenos de disco?

Todos los frenos de bicicleta funcionan con la presión de una pastilla de freno contra una de las superficies de la rueda. La diferencia entre los frenos de llanta y los frenos de disco es donde se aplica esa fuerza de frenado. En el freno de llanta, el área de presión está situada en el borde exterior o en la llanta de la rueda, mientras que un freno de disco se aplica fuerza en un rotor localizado en el centro de la rueda.

Frenos de llanta de bicicleta de carretera

¿Cuál es la diferencia entre frenos de disco hidráulicos y mecánicos?

Ambos tipos de freno de disco tienen pistones que empujan las pastillas de freno sobre el rotor. La diferencia es cómo la fuerza aplicada en las palancas de freno se transfiere al rotor del freno. Los frenos de disco mecánicos funcionan de manera similar a los frenos de llanta, ya que utilizan un cable de acero para mover los pistones.

Los frenos de disco hidráulicos, por otro lado, emplean un sistema con un líquido de relleno de modo que cuando se presiona la palanca de frenado, un émbolo empuja el líquido hacia la pinza y las pastillas de freno son empujadas hacia el rotor para frenar o detener la bicicleta.

Freno de disco en una bicicleta de carretera

Pros y contras

Los siguientes pros y contras de los frenos de disco se aplican generalmente a ambos tipos, ya sean frenos mecánicos o hidráulicos:

Pros de los frenos de disco

Mejor potencia de frenado: los frenos de disco generan mucha más potencia de frenado que los frenos de llanta estándar. Para el ciclista, ésto significa tener que aplicar mucha menos presión sobre las manillas de freno, lo que reduce el cansancio muscular, especialmente en descensos largos en los que constantemente se tiene que controlar la velocidad.

Frenado constante: presionar la palanca de un freno de llanta no siempre te dará un nivel de frenado exactamente igual a la fuerza que has aplicado, pero con los frenos de disco la fuerza de frenado es mucho más constante. Esto significa que el ciclista podrá saber con mayor precisión cuánta fuerza aplicar a la manilla del freno para conseguir una intensidad de frenado deseada.

Fiabilidad en climas húmedos: en comparación con un freno de llanta, el freno de disco funciona mucho mejor en climas húmedos. Con un freno de disco no obtienes ese ligero, y desagradable, retraso en el tiempo de la frenada que se produce en un freno de llanta, ya que primero se tiene que retirar la humedad de la llanta antes de aplicar la fuerza en la superficie. Los frenos de disco, por su posición en la bicicleta y por el hecho de que son autónomos, generalmente están protegidos de las condiciones húmedas, por lo que el rendimiento en clima húmedo en gran medida no resulta afectado.

Una conducción más rápida: se considera que las bicicletas con freno de disco pueden proporcionar una conducción más rápida. Con estos frenos, los ciclistas ganan más confianza con la potencia de frenado de los discos. Así, pueden frenar con intensidad regulada y más tarde de lo que lo harían si usaran frenos de llanta. Esto se traduce en que pueden circular a velocidades más elevadas durante más tiempo, porque activan menos los frenos.

Menor desgaste en las ruedas: los frenos de llanta inevitablemente causan desgastes en la superficie de la llanta, especialmente cuando se adhiere a ellos tierra y suciedad en tiempo de invierno, lo que significa que las ruedas se desgastan mucho más rápido que las de una bicicleta equipada con frenos de disco. Separar el punto de contacto de la frenada de la llanta significa que no se produce acumulación de calor en la llanta y esto minimiza la posibilidad de que se produzcan daños en el tubo interior o en el neumático.

Los frenos no se ven afectados incluso cuando la rueda se tuerce: como sabe cualquier ciclista que al que se le haya dañado una rueda o se le haya torcido en carretera, esta situación puede comprometer la acción de la frenada porque la pinza no puede actuar sobre el borde de la rueda. Los frenos de disco no tienen este problema y continúan funcionando de manera efectiva incluso si la rueda está ligeramente salida hacia afuera.

Más espacio libre: con la desaparición de las pinzas de los frenos a ambos lados de la llanta, los neumáticos se han vuelto más anchos en los últimos diseños de bicicletas de carretera. Un neumático más ancho aumenta el agarre y la comodidad en cualquier recorrido. Además, más espacio libre alrededor de la rueda también permite un mejor ajuste de los guardabarros para el invierno, una compatibilidad que supone una tarea complicada para algunos tipos de frenos de pinza.

Contras de los frenos de disco

Los frenos de disco pesan más: los ciclistas de carretera a menudo hacen todo lo posible para que su bicicleta sea lo más ligera para ganar velocidad y la inclusión de frenos de disco va en la dirección contraria desde el momento en que supone añadir peso a la bicicleta. Los frenos de disco, especialmente los sistemas de frenos de disco hidráulicos, son generalmente más pesados que los frenos de llanta.

Cuestan más: los frenos de disco son una opción más costosa tanto desde el punto de vista de la compra inicial como del mantenimiento. Aunque las pastillas de freno de disco generalmente suelen durar más que las pastillas de llanta, también resultan más complicadas de sustituir y pueden costar hasta tres veces más que las pastillas de llanta equivalentes.

Dificultad de mantenimiento: los frenos de disco hidráulicos no suponen mucha dedicación en el mantenimiento regular porque están sellados, pero cuando algo sale mal, son más complicados de arreglar. Ocasionalmente, los frenos de disco pueden necesitar purgas (aquí tienes un kit para purgar) si alguna burbuja de aire queda atrapada en el sistema, lo que no resulta una tarea sencilla como, por ejemplo, puede ser ajustar un freno de llanta de pinza.

No son transferibles: no se pueden colocar frenos de disco a bicicletas de carretera que se configuraron previamente para frenos de llanta y viceversa. El cuadro y las ruedas no se pueden adaptar para intercambiar ambos modelos de sistemas de frenados. Para usar frenos de disco, se necesita un cubo de rueda diferente al de las ruedas de freno de llanta estándar, y la horquilla necesita, a su vez, lengüetas de montaje de freno para acomodar los frenos de disco.

Los frenos de disco pueden ser peligrosos: pueden surgir problemas cuando los ciclistas de una parte de un equipo de carretera emplea una combinación de sistemas de frenos de disco y de llantas.

Esto puede hacer que unos ciclistas frenen con más efectividad que otros. Pero también te digo que el organismo rector del ciclismo, la Union Cycliste Internationale (UCI), después de exhaustivas pruebas, autorizó (a partir de julio de 2018) el uso de frenos de disco en los pelotones de ciclistas profesionales. Ese año también se coronó al primer ganador de una etapa del Tour de Francia que usó frenos de disco en la carrera. En esa fecha igualmente ya se había permitido el uso de discos para ciclocross, bicicleta de montaña, para pruebas y otros eventos de participación masiva y es probable que su uso prolifere entre todos los pelotones de ciclistas profesionales y no profesionales.

Horquilla de un freno de llanta

¿Qué frenos debo elegir para bicicletas de carretera?

La elección de los frenos se reduce a a fin de cuentas a una decisión personal. Hay algunos ciclistas que están satisfechos con los frenos de llantas y probablemente nunca los cambiarán por otros. Un freno de llanta generalmente es más que capaz de darte el frenado que necesitas y su poco peso puede resultar atractivo para el ciclista que busca esos detalles mínimos que pueden traducirse en ventajas en carretera.

Para el ciclista no profesional que circula en carretera por diversión y no lo hace para correr, ni para ganar, los frenos de disco, con su frenado constante mejorado, representan un atractivo. Para el ciclista de invierno, el freno de disco puede brindarle esa seguridad extra cuando se circula sobre mojado.

A medida que los frenos de disco son cada vez más habituales entre las bicicletas de carretera, y entre los profesionales. Así, las mejoras tecnológicas que se produzcan en un futuro inmediato seguro que harán caer los precios de este tipo de sistemas de frenado.

Es justo decir que el rendimiento mejorado de la frenada, especialmente en mojado, probablemente supere el riesgo de las lesiones que podrían considerarse con el uso de los discos.

Si aún te queda alguna duda sobre qué elegir, aquí te mostramos un vídeo en el que unos ciclistas comparan la funcionalidad de frenos de disco y de llantas para bicicletas en una prueba real.

Anuncios
About Sergio Suárez Benítez (270 Articles)
Periodista, curioso empedernido, interesado con intereses que alimentan el espíritu y un enamorado de las Islas Canarias, mi hogar y el lugar de mis mejores sueños.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: