ÚLTIMAS NOTICIAS

Posicionamientos y Movimientos de Porteros: Claves para Aprender Estrategias Ganadoras

Los movimientos y las posiciones de los porteros de fútbol se educan, se aprenden y se mejoran como parte del arsenal de habilidades de quienes, por definición, representan las últimas oportunidades de los equipos de mantener sus porterías a cero.

Los movimientos y las posiciones de los porteros de fútbol se educan, se aprenden y se mejoran como parte del arsenal de habilidades de quienes, por definición, representan las últimas oportunidades de los equipos de mantener sus porterías a cero.

Pero ¿en qué consisten esas colocaciones y esos movimientos específicos en un jugador que aparentemente no se mueve y apenas corre. Pues te sorprenderías de toda la que hay detrás de los movimientos de un portero de fútbol. Sigue leyendo y verás.

El guardameta puede parar un balón aunque esté mal colocado en su portería, pero cualquier parada resulta más fácil y más efectiva si la colocación es la correcta. Si la disposición del portero es la más adecuada para parar la pelota.

Antes de realizar una parada, el portero tiene que colocarse y recolocarse varias veces. Dos cuestiones resultan claves en su correcta ubicación con respecto a la portería durante las acciones defensivas, los movimientos y la colocación en cuestión.

  • Movimientos. Son los desplazamientos del portero en el espacio y en el tiempo que le permiten colocarse correctamente para estar en condiciones de realizar una parada efectiva.
  • Colocación. Es la posición óptima en la que el portero puede realizar una parada. Si la colocación es adecuada a la amenaza, el movimiento posterior de parada tendrá más garantías de éxito.
  • Para ayudar con una buena colocación bajo los palos, el portero puede orientarse utilizando las marcas de lanzamiento, del punto de penalti como referencia, pero también aplicando su visión periférica para cuadrarse con sus postes o utilizar la portería contraria para situarse.

Como sucede con todos los jugadores de fútbol, el portero se mueve considerablemente durante un partido. Sin embargo, sólo unos pocos de sus movimientos sirven para cumplir sus deberes defensivos y ofensivos.

Según una investigación realizada durante un partido de la Ligue 1 francesa, el portero Stéphane Cassard recorrió una distancia de 5.193 metros (caminando y corriendo): 2.6 kilómetros en la primera mitad y 2.5 kilómetros en la segunda mitad.

El portero se mueve de tres maneras diferentes. Realiza un movimientos de tipo pasivo, movimientos activos y movimientos específicos para detener el balón. Los vemos:

Movimientos pasivos

Se trata de los movimientos que realiza el portero durante los partidos y en los entrenamientos que no están directamente relacionados con sus tareas de detener balones. Fundamentalmente consisten en caminar o trotar. Un ejemplo de movimiento pasivo: cuando el equipo del portero está atacando con un saque de córner y el guardameta avanza en un desplazamiento anticipado para responder a un hipotético contraataque de los rivales.

Movimientos pasivos

Es el desplazamiento que realiza un portero en el campo para garantizar una buena posición antes de un parada. Los movimientos se realizan en cualquier dirección.

Movimientos específicos para parar el balón

Movimientos antes de parar

De lo que se trata es de reducir el ángulo de tiro del jugador atacante en el momento en el que este baja la cabeza antes de golpear la pelota. El movimiento del portero supone un ligero salto adelante para proteger la portería y cerrarla como objetivo del jugador contrario.

Movimientos de las paradas

Cuando el balón lanzado está fuera del alcance del portero, éste tiene que dar uno o dos pasos antes de lanzarse a por él.

Movimientos posteriores a la parada para recuperar la estabilidad

Si el portero no logra controlar el balón, la jugada continua. Por esa razón, debe recuperarse rápidamente para volver a su posición e intentar una nueva parada.

Tipos de movimientos de los porteros

  • Caminar.
  • Correr.
  • Esprintar. La mayoría de los esprintes del portero son carreras cortas, los esprintes más largos los aplican los porteros en las intervenciones fuera del área de penalti. La velocidad de reacción, la velocidad de inicio de los esprintes son habilidades físicas esenciales en el juego de los porteros.

Movimientos con pasos laterales y pasos cruzados

Los pasos laterales los emplean los porteros para movimientos cortos y los pasos cruzados para movimientos más largos. Estos movimientos deben automatizarse desde las primeras fases de aprendizaje de los porteros en las escuelas de fútbol.

Movimientos de tres cuartos

Se trata de un movimiento rotatorio sobre el eje vertical que permite reposicionarse al portero para mantenerse encarado con la pelota mientras sigue la jugada con la vista. El concepto de tres cuartos viene de dividir en cuatro partes un círculo imaginario situado bajo las botas del portero sobre el césped. Así, tres cuartos sería desplazarse sobre tres de las cuatro divisiones del círculo.

El movimiento de tres cuartos garantiza que el movimiento del portero siempre se realiza en función de la dirección que toma la pelota, pero también que la parte superior del cuerpo y los hombros se orientan a la dirección más conveniente gracias a los pasos cruzados o los laterales.

Los pasos cruzados se aplican a la máxima velocidad y en distancias más largas. Los pasos laterales se reservan para desplazamientos más cortos.

Entre los beneficios del movimiento de tres cuartos del portero están:

  • Que el guardameta nunca la da espalda al balón.
  • Que permite girar de forma eficiente para ver lo que sucede sobre su cabeza, en especial en los casos de balones altos o lentos (globos).
  • Que facilita volver a la portería después de una intervención.

Saltos de los porteros

Para ayudar a analizar este movimiento específico de los porteros, lo mejor es dividir el movimiento en diferentes situaciones:

Por tipos de apoyos

  • Con un solo pie.
  • Con dos pies.

Por tipo de salto

  • Por impulso directo.
  • Por salto después de una carrera.

Por la dirección del salto

  • Salto hacia adelante.
  • Salto hacia atrás.
  • Salto hacia un lado.

Para realizar cambios de dirección, se requieren:

  • Cambios en el centro de gravedad.
  • Acortamiento de la zancada.
  • Mantener la vista fija en la pelota.

Combinación de tipos de movimiento y cambios de dirección

Como la situación en el terreno de juego es siempre cambiante, el portero no utiliza únicamente desplazamientos lineales sino que combina diferentes tipos de movimientos.

¡Recuerda!

  • La movilidad, la coordinación y la habilidad de los porteros son muy importantes para realizar un buen movimiento.
  • El movimiento del portero se puede probar y analizar para permitir la personalización del trabajo en los entrenamientos.
  •  Se debe tener cuidado con los jugadores jóvenes de las escuelas de porteros que pasan por la pubertad, ya que sus habilidades de coordinación a menudo se reducen (por el crecimiento rápido).
  • El movimiento debe adaptarse a las condiciones del terreno de juego (los campos pueden ser secos, resbaladizos por efecto del agua o incluso estar congelados).
  • Al regresar a la portería, el arquero nunca debe darle la espalda al juego. Hay que insistir sobre ésto.
About Sergio Suárez Benítez (381 Articles)
Periodista, curioso empedernido, interesado con intereses que alimentan el espíritu y un enamorado de las Islas Canarias, mi hogar y el lugar de mis mejores sueños.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: