Anuncios
No te lo puedes perder

Surf extremo: olas gigantes de Nazaré y el reto de surfear en el cielo

Nazaré es el cielo de los surfistas que practican el surf extremo por las olas monumentales de la Praia Norte. La altura de las olas tiene una explicación.

Anuncios

La imagen que puedes ver en la entrada de este post no es un montaje de Photoshop es una fotografía real, es un surfista cayendo en picado por la ladera de una montaña de agua. Fue tomada en la localidad de Nazaré, en la Costa da Prata de Portugal, a unos 120 kilómetros al norte de Lisboa. Nazaré es un pequeño pueblo de pescadores que se ha convertido en un enclave turístico muy popular y en un lugar increíble para cabalgar sobre las olas más grandes con las que sueñan los surfistas del surf extremo.

Panorámica de Nazaré

Nazaré tiene un punto de observación, un acantilado marino de 30 metros de altura sobre las olas que es parte de la atracción surfera. En esa balconada natural hay un pequeño faro y alrededor de él se arremolina el público que disfruta en primera fila del oleaje.

Pero ¿por qué Nazaré tiene esas olas increíbles? La explicación hay que buscarla a alguna distancia de la costa. Bajo el mar, hay una depresión del lecho marino denominada Cañón Submarino de Nazaré. Tiene cinco kilómetros de profundidad, 230 kilómetros de longitud y se orienta casi perpendicular a la línea de costa.

La depresión del cañón crea una dinámica de corrientes y de fuerzas que se traduce en olas colosales sobre esta parte de la costa portuguesa. Es como si el cañón hiciera de autopista a las corrientes y las acelerara hasta estrellarse contra la costa de la Praia Norte. La playa de las olas.

Los hitos del surf extremo

Gracias a esos flujos del oleaje, en 2011 se surfeó en Nazaré la ola más grande sobre la que se ha deslizado una persona y una tabla en toda la historia. El récord lo tiene el surfista hawaiano Garret McNamara que hizo piruetas con su tabla sobre una ola de 23 metros de altura. Una altura que está confirmada. 

Aquí puedes ver el récord de Garret McNamara

Dos años más tarde, el mismo McNamara se atrevió con una ola mayor, tenía unos 30 metros de altura, el tamaño de un edificio de diez plantas. En 2013, el surfista brasileño Carlos Burle lo hizo, a su vez, sobre otra del mismo tamaño. Sin embargo, ambos registros no son oficiales y sólo representan éso, alturas de olas estimadas.

En todo este tiempo, no han faltado surfistas que hayan intentado subirse a las olas más altas de Nazaré dentro y fuera del desafío promovido por la World Surf League desde 2016. para batir récords absolutos o los personales.

Intentos con la ayuda de motos acuáticas que han ayudado a llevar a los surfistas directamente sobre las olas. Gracias a esas motos acuáticas y a sus pilotos, se ha podido rescatar a los surfistas más arriesgados en las últimas.

En 2013, la surfista brasileña Maya Gabria estuvo a punto de morir cuando intentaba superar su propio récord personal de surfear una ola mayor de 14 metros. Gabria, según sus propias palabras, en el momento de su accidente, ni siquiera llegó a decidir por sí misma la ola que la destrozó. Sencillamente la ola la arrastró y la lanzó a 70 kilómetros por hora, rompiéndose el peroné y perdiendo el mismo chaleco salvavidas por la fuerza del agua. La surfista tuvo que ser reanimada con una RCP en la orilla.

En 2018, al surfista británico Andrew Cotton le pasó prácticamente lo mismo cuando intentaba surfear una ola de 16 metros. Se rompió la espalda. El surfista brasileño Pedro Scooby quedó inconsciente poco tiempo después al quedar inconsciente entre cuatro olas para ser finalmente rescatado por una moto de agua salvadora.

Las olas gigantes de Nazaré tienen un encanto mágico que hechiza a los surfistas, pero no dejan de ser moles de agua cuya dinámica es morir sobre la costa con toda la fuerza caprichosa de un cañón (submarino), que tiene su ironía.

Clica sobre este enlace para ver una colección de imágenes de estos protagonistas.

Cañón submarino de Nazaré
Anuncios
About Sergio Suárez Benítez (238 Articles)
Periodista, curioso empedernido, interesado con intereses que alimentan el espíritu y un enamorado de las Islas Canarias, mi hogar y el lugar de mis mejores sueños.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: