Anuncios
No te lo puedes perder

Técnicas de natación: el giro de cadera, crol con esteroides

Nadar crol es fácil, pero hacerlo de manera eficiente ya es otra cosa. Te propongo mover las caderas para ganar en fluidez dinámica en el agua.

Anuncios

Girar las caderas 180 grados en el estilo crol, no sólo te ayudará a mejorar la eficiencia de los impulsos de las brazadas en la piscina, sino también a reducir tensiones en los hombros, bajar el gasto de energía, el consumo de calorías y, lo mejor, contribuirá a evitar lesiones típicas de los nadadores.

¿Girar o no girar? Ésa es la cuestión en el estilo libre. La de la verdadera importancia de girar la cadera en la secuencia de movimientos del estilo crol de natación. Te voy a contar qué beneficios tiene para el nadador la automatización del giro de cadera dentro del agua.

Para empezar, decir que en la dinámica del crol se producen dos secuencias de movimientos asociados. Por un lado, los relacionados con los desplazamientos de los hombros y del tórax, en los que los hombros se mueven primero y luego les siguen los de las caderas. El segundo grupo de movimientos son los de la cadera en sí con movimientos del pecho y de los hombros.

Sin duda la forma más fácil de mover los hombros en el crol es dejar inmóviles al mismo tiempo las caderas para facilitar el desplazamiento. Dejando fijas las caderas se tiene, quién lo duda, una especie de sensación de control sobre el desplazamiento. Pero la manera más fácil no tiene por qué ser la más correcta.

Vídeo para mejorar el estilo de crol

Lo que deberíamos preguntarnos es si dejando quieta la cadera se emplea menos energía, si hay, por tanto, menos desgaste físico, y si se suprime un esfuerzo extra a los hombros. La respuesta es no a ninguna de estas cuestiones. La cadera inmóvil en el crol crea a la larga otros problemas.

El giro de las caderas asociado al crol tiene un primer efecto difícil de ver, pero que está ahí y que se puede aprovechar. Cuando la cadera rota 180 grados, el brazo y la mano entran en el agua en el movimiento consecuente de una manera más suave, más natural, con menos esfuerzo, por que el brazo cae por gravedad.

Con el giro rítmico de la cadera, el pecho y los hombros dejan de trabajar solos para conseguir el impulso necesario, el giro de la cadera aporta una nueva fuente de energía, el gesto dinámico del nadador se vuelve más estable y fluye, como se deslizaría un pez en el agua.

Con los giros de cadera, se gasta menos energía, las molestias en los hombros se atenúan en largos recorridos en la piscina, se consume menos calorías, los hombros también tienen menos tensiones y, lo mejor, los golpes de los brazos en el agua no crean turbulencias que dificulten la dinámica del avance.

Y si tienes alguna duda de la eficacia de este tipo de movimientos, recuerda que muchas disciplinas deportivas aplican los movimientos de las caderas para hacer más eficientes los desplazamientos y los lanzamientos.

Piensa por ejemplo en los lanzadores de jabalina, en cómo lo hacen los piraguistas o en el swing de los golfistas.

Libro para mejorar los estilos de natación

Comparto un libro de Amazon que te ayudará a mejorar tu estilo de crol: ‘Enseñanza de los estilos de natación‘. Clica sobre la imagen para ver los detalles:

Anuncios
About Sergio Suárez Benítez (238 Articles)
Periodista, curioso empedernido, interesado con intereses que alimentan el espíritu y un enamorado de las Islas Canarias, mi hogar y el lugar de mis mejores sueños.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: